Y fuimos felices y comimos perdices

Hemos terminado en 1º ESO el proyecto sobre la narrativa que empezamos en el primer trimestre, Cocina de cuentos. El resultado final ha sido un audio en el que el alumnado ha grabado su fanfic o remix de cuentos tradicionales y lo ha subido a su libreta digital como broche o cierre de este viaje.

Cocina de cuentos (enlace)

Voy a compartir aquí el proceso completo de algunas de las birlochas insertando primero el podcast que han grabado. Además, enlazaré desde los títulos de sus fanfic la web donde han publicado su trabajo para que, a quien le interese, observe el recorrido que hicieron desde el principio hasta el final.

En cualquier caso, he de decir que todas las cometas han trabajado muy bien, todas lo han hecho todo, desde la primera tarea hasta la última, en los plazos marcados y con una implicación absoluta, así que no puedo más que agradecerles que sean tan hormiguitas y tan mariposas (metáfora 😉 ). Eso sí, la profe, al menos, está exhausta, pero satisfecha por los resultados obtenidos. Para muestra, estos botones:

  • Daniela trata la especulación urbanística y defiende que los pueblos tienen que ser eso, pueblos, lugares tranquilos: De aquí nadie nos mueve.
  • Yago distingue ya perfectamente el estilo directo de la voz narrativa y así se puede comprobar en su relato titulado Los tres cerditos remix.
  • María ha involucrado a su familia a la hora de grabar el audio. Su madre y su padre son los padres de los protagonistas, uno de sus hermanos le da voz a Hansel y ella misma a Gretel, así como a la narradora en ¿Es un sueño?
  • Jose comenta que se lo ha pasado muy bien con algunas de las tareas de este proyecto cuyo resultado final titula Los dos pollitos.

Gracias a todas, todas las birlochas por su tesón, imaginación, compromiso, responsabilidad y, por supuesto, a sus familias por la implicación. Hasta el próximo post 🙂

Érase una vez…

Uno de los contenidos que tenemos que trabajar en 1º ESO es el de la narrativa y para ello estamos desarrollando, entre otras cosas, el proyecto Cocina de cuentos. La finalidad será crear un fanfic en el que el alumnado elegirá personajes, tramas, espacios de sus cuentos tradicionales favoritos y los mezclará después con el objetivo de crear una historia nueva y diferente.

La primera tarea siempre depara sorpresas cuando me pongo a revisarla y en esta ocasión no ha sido diferente. A partir de este documento denominado Actividades previas (tomo como ejemplo la ficha de Yago), se pretende conectar con la infancia de los alumnos a través de sus recuerdos personales y unirlos también a sus emociones. Creo que es una actividad que resulta muy motivadora para ellos y también para mí como profesora.

Sin más preámbulos, aquí están las birlochitas y sus andanzas.

  • ¿Cuál era tu cuento favorito?

Mi cuento favorito era Los tres cerditos, porque con ese cuento aprendí lo importante que es tener una familia que te ayude. Además de saber que lo importante es hacer las cosas bien y con el tiempo que haga falta, porque eso hará que todo esté bien o más seguro. 

Daniela
From The New York Public Library (dominio público)

A mí de pequeña siempre me ha gustado mucho Caperucita Roja. Entonces como mi abuelo tenía un perro, él se vestía de lobo y yo de Caperucita Roja, también cada vez que iba a la casa de mis abuelos tenía que ir con mi cesta. Cuando había espectáculos de este personaje teníamos que ir a verlos con toda mi familia y cada vez que salía a la calle iba con mi lazo rojo.

Noah

Mi libro favorito era Hansel y Gretel porque me recordaba a mi hermano y a mí. Juntos aprendimos que no debemos irnos con ningún desconocido ni hacerle caso.

Alicia
  • ¿Te leían los cuentos, te los contaban o leías tú? ¿En qué momentos? ¿Dónde? ¿Qué sensaciones tenías?

Los cuentos, a mí me los contaban cuando no sabía leer y me encantaba seguir los dibujos e inventarlos yo. Cuando aprendí a leer, todos los días leía antes de irme a dormir o en cualquier momento aburrido. Recuerdo ir en el carro de la compra siempre sentada dentro leyendo un libro porque no soportaba hacer la compra. 

Daniela

De los cuentos, recuerdo sensaciones de tranquilidad e intriga porque cuando se terminaba un capítulo estaba ansioso por saber el siguiente ¡No podía dormir! 

Juan

Recuerdo que a veces sentía miedo, por ejemplo como cuando aparecía el lobo en el cuento de Los tres cerditos, pero estaba feliz porque me encantaba que mis padres vinieran a contarme cuentos antes de dormir.

Bianca
From The New York Public Library (dominio público)

Me transmitía mucha tranquilidad, pero a veces al recordar aquellos momentos siento algo de tristeza porque creo que esos momentos nunca volverán. Aun así los disfruté mucho. 

Nati
  • Pregunta en casa cuál era tu cuento favorito y alguna anécdota relacionada con él.

La anécdota que me han contado ha sido sobre Caperucita Roja. Cuando tenía cuatro años, un día me dormí del cansancio sin que me leyeran mi cuento. Así que a las cuatro de la mañana me desperté, cogí mi libro que tenía en mi mesa preparado y lo leí por mi cuenta. Con esa edad no sabía leer prácticamente y leyendo en voz alta desperté a toda mi casa. Por suerte no me castigaron y mi madre me leyó el cuento. (La historia se la pregunté a mi madre).

Pablo R.

Le he preguntado a mi padre y me ha dicho que sin duda mi cuento favorito era Los tres cerditos, y que a todo el mundo le pedía que me lo leyera, y que por eso, de broma, todos mis familiares empezaron a llamar a mis hermanos trillizos los tres chanchitos, y hoy en día los siguen llamando así.

Bianca

Le he  preguntado a mi abuela y esta ha sido su respuesta: decía que de pequeña cuando me quedaba con ella y con mis primos en su casa en la siesta, (somos 6 primos) siempre después de comer nos contaba un cuento, el que quisiéramos, a todos nos encantaba Los siete cabritillos. Hacíamos como que mi abuela era la madre que nos protegía y nosotros como éramos muchos pues interpretamos a los cabritillos. Luego mi madre o mi madrina hacían de lobo e iban a por nosotros. ¡Montábamos unos teatros más ruidosos! Mi abuelo siempre nos estaba regañando ya que no le dejábamos dormir la siesta 😅. ¡Daría mucho por volver a aquellos recuerdos! 💕

Alicia

La anécdota es la siguiente: yo tenía tres años y, desde hace mucho tiempo, quería un disfraz de Caperucita Roja ya que me encantaba el cuento. Se acercaba el día del nacimiento de mi hermano pequeño. Llegó el nacimiento de mi hermano y, en el hospital, mi madre me regaló el disfraz de Caperucita Roja. En cuanto vi el disfraz me lo puse,y lo único que hacía en el hospital era corretear fingiendo ser Caperucita Roja mientras mi hermano estaba naciendo.

Sara
From The New York Public Library (dominio público)

Me cuenta mi madre que, cuando era pequeña, me gustaba una serie de televisión que se llamaba La doctora Juguetes. Un día me compró un cuento con una historia de La doctora Juguetes. Cuando terminamos de leerlo me preguntó: “¿Qué quieres ser de mayor?”. Yo le contesté “De mayor quiero ser una anciana». Mi madre sorprendida me dijo “¿Pero por qué quieres ser anciana?”. Yo le respondí “Pues para operar a la gente como La doctora Juguetes. Estaba confundiendo la palabra anciana con cirujana.

Ruth

Mi abuela me ha contado que cuando era pequeño ella me leía el libro de Los tres cerditos. Cuando terminaba de contármelo salía a la terraza, hacía una casita con hojas 🍃 y otra de palos y las intentaba tirar soplando. Cuando tiraba las casitas, iba a hablar con mi padre y a contarle el cuento.

Juan

Hay una anécdota que pasaba cada vez que mi abuela me contaba el cuento de Los siete  cabritillos: cuando el lobo se comía a los cabritillos me asustaba mucho, pero cuando el cabritillo pequeño salía vivo de dentro del reloj me daba tanta alegría que me ponía casi a llorar.

Pablo M.

María prefirió grabar a su padre en un audio contando también su anécdota en torno a su cuento infantil preferido:

No soy una loba feroz, pero me dan ganas de comérmelos a todos por lo bien que trabajan y lo sensibles que son. Continuaremos en el siguiente post 🙂

Y colorín, colorado, este proyecto ha terminado

From The New York Public Library

No quepo en mí de gozo y cansancio, pero ¡lo hemos conseguido! Hemos llegado a la meta. Os prometí, queridas birlochas, que iba a escribir un último post con las tres tareas que cerraban el proyecto Cocina de cuentos y aquí estoy para saldar la deuda, a pesar de que mi cabeza tiene una extraña forma de pantalla y mi cuerpo se ha convertido en una especie de número cuatro. Mañana, 23 de junio, es nuestro último día de clase y éste será nuestro cierre, tras haber evaluado también todo el trabajo la semana pasada. Vamos allá.

Haré el recorrido por el proceso de creación de las tareas 10, 11 y 12, que se corresponden con las secciones Encendiendo fogones y Emplatado de la web que se convirtió en nuestra nave nodriza. Extraigo solamente algunos ejemplos de lo que habéis hecho para no alargar mucho esta entrada y entonces cansar en exceso a quienes se acerquen a ver en qué habéis estado ocupados una parte de vuestro confinamiento educativo.

Una vez dentro del fogón, es decir, en la cocina propiamente dicha, tuvisteis que preparar el primer borrador de lo que iba a ser vuestra recreación, remix o fanfic de un cuento tradicional, el que hubiérais escogido. Ya habíais entrenado mucho en los bloques anteriores, así que ahora se trataba de practicar con todo eso y dar rienda suelta a vuestra creatividad.

David R. lo tuvo muy claro y en su historia titulada El camino hacia la bondad aparecieron Hänsel y Gretel, un emperador, unos tejedores, princesas y príncipes de grandísimas orejas, trajes invisibles, engaños y escarmientos varios.

En el caso de Ariadna intuyo que estaba con ganas de darle una vuelta al papel de algunas damiselas de los cuentos tradicionales y optó por un relato cuyo título es ya toda una declaración de intenciones, Unas princesas fuertes y valientes, en el que nos hallamos en un increíble lugar conocido como Isla Motu Nui donde Blancanieves, su madrastra, Aurora, Maléfica, la Reina Grimhilde etc desplegarán sus ardides para desarrollar una historia de superación.

En Un viaje indescriptible de Benjamín me llevé una agradable sorpresa. Resulta que volvió a aparecer el entrañable y picante Poco, también Max, el ligero de pies, personajes que había creado con mucho acierto en tareas anteriores, junto con los archiconocidos tres cerditos y Shrek.

From The New York Public Library

A continuación, en la siguiente tarea, teníais que escribir, por fin, el fanfic definitivo, es decir, el texto final, el argumento, la historia a través de la que ibais a experimentar qué se siente ante el reto de contar algo para los demás, las dudas que se tienen y que son propias de una tarea así, corregir y volver a revisar para corregir de nuevo, cuidar la coherencia y la cohesión etc. No podía ser, además, un relato muy extenso porque la grabación posterior debía durar entre 3 y 5 minutos, así que también había que ajustarse en el plano de la escritura a ese tiempo.

Siguiendo con el orden anterior, empiezo este apartado con el primer emplatado de David R. y su relato con moraleja incluida, como todo cuento clásico que se precie.

Continúo con Ariadna y su historia sin príncipes salvadores, pero con protagonistas fuertes y aguerridas.

Benjamín me sorprendió con algo que no había pedido, pero parece ser que le salió espontáneo según iba desarrollando la trama. Fue la introducción en algunos momentos del diálogo en estilo directo de ciertos personajes. No sé si sabe que se ha adelantado a un contenido que verá en 3º ESO. Aquí el texto del viaje tan especial que llegó a escribir.

También le pasó lo mismo a Sevi en La magia de Blancanieves y Cenicienta, sin haber trabajado en clase los textos dialógicos se lanzó a la piscina.

Por otro lado, Roberto, que siempre ha sido una caja de sorpresas, no podía ser menos en esta ocasión y con su Tres cerditos y un encantador me hizo reír, algo muy de agradecer en los tiempos que corren.

From The New York Public Library

Para cerrar este post y la última, ultimísima tarea del proyecto, comparto algunos audios vuestros con la grabación de los fanfic. En la autoevaluación que habéis hecho ya he leído las dificultades que habéis tenido en este apartado; también me lo comentásteis en directo a través de la última videoconferencia que tuvimos el pasado viernes. Tomo nota de cara al curso próximo, si vuelvo a ser vuestra profesora, para practicar, mejorar y enriquecer la grabación de podcast.

Y sin más, con todos ustedes, (redoble de tambores, platillos y sonido de trompetas) ¡TACHÁNNNNNNN!

David R. y su camino hacia la bondad:

Ir a descargar

Le sigue Ariadna, transmitiendo con su voz la misma seguridad que sus princesas, personajes redondos, redondísimos:

Ir a descargar

No se vayan todavía que aún hay más. Aquí está Sevi que con su dulce voz nos arropa con un fanfic lleno de magia y crueldad. Así son los cuentos, no soy quién para cambiar estas fuerzas tan poderosas y didácticas:

Ir a descargar

Y el espectáculo termina con Roberto y el lobo que ha inventado, que ni era malo, ni era virtuoso, ni…quizá, lo mejor sea escucharlo:

Ir a descargar

Gracias, birlochas de mis entretelas, por darle sentido a mi profesión. Buen verano, os lo habéis ganado (con mascarillas, distancia social, higiene constante y todo lo que sabéis ya). Os quiero sanas.

Y colorín, colorado, este extraño curso se da por finalizado (se cierra telón).


CODA

Me gustaría agradecer a Maru Domenech el que contara conmigo para hacer juntas este proyecto. Sin ella, sin sus ideas, esto no hubiera sucedido.

Fron The New York Public Library

En lo profundo del bosque: trama y estructura

From The New York Public Library (Public Domain)

Nos encontrábamos en este momento dentro de lo más profundo del bosque de la narrativa. Estábamos frente a la trama, pero lo que no quería era que cundiera el pánico. Como os expliqué, llevabais en vuestros cestos unos ingredientes preciosos y sugerentes, que os iban a ayudar a salir airosos de este laberinto: los personajes y los espacios que ya habíais creado con anterioridad. Ahora teníais que practicar el resumen de una historia, así como la fragmentación de ésta en planteamiento, desarrollo y conclusión, es decir, había que saber organizar también su estructura.

Teníais que seguir soltando los dedos, las muñecas y las teclas con estos ejercicios de escritura en un proceso que os lleva ya de forma imparable a la creación de un fanfic final. Parece que no se os ha dado mal. Para muestra, estos botones.

David R. nos ofrece una historia que tiene muchos puntos en común con ciertos elementos de los cuentos clásicos:

Una noche Natalia Petrovna salió de su casa con herramientas de coser para ayudar a una amiga que no tenía hilo  para enmendar unos tendidos. Cuando comenzó su camino se acordó de que si quería llegar más rápido a la casa de su amiga tendría que cruzar el Bosque de los Murciélagos.

Con mucho arrojo se adentró en el bosque, fue entrar durante tres minutos y ya sentir el frío que entra hasta en los huesos de tal manera que cuando salía el aire de su boca parecía humo de una cafetera.

Con ese malestar que se  le produjo en el cuerpo, Natalia prosiguió su camino.  Aunque casi se rindió cuando una bandada de murciélagos se abalanzaron sobre ella, con suerte se pudo defender con sus tijeras.

Con la noche en su punto más álgido,  Natalia se sentía condenada para el resto de su vida. Pero antes de perder la cordura observó una luz angelical que le tapaba un poco los árboles, corrió con un gran desespero y vio que esa luz era el farolillo de la casa de su amiga.

Antes de llamar a la puerta se alegró de dejar atrás la oscuridad de la noche y del pequeño mundo helado de ese bosque nocturno.

Samuel sigue fiel a su monje, la ciudad sagrada y un fabuloso arruí:

Érase una vez un monje que vivía en la ciudad sagrada. Era un lugar extraño, algo misterioso, al igual que el monje, ya que todo el mundo sabía que escondía algo pero no conocían lo que era; hasta que un día los dioses se enfadaron por no saberlo, por eso sembraron el caos en la ciudad, arruinando cultivos con lluvias torrenciales  y huracanes. Ahí es cuando el monje actuó y sacó al arruí más poderoso de todo el universo. El arruí invocó a un ejército entero de todo tipo de cabras y así es como derrotaron a los dioses de ese lugar. A partir de ese momento toda la ciudad se lo agradeció y le recompensaron con un banquete en el que participaron todos.

Alejandro siempre ha sido y es un chico muy realista. No le gustan las historias con demasiada fantasía, él prefiere relatos más a pie de calle y esto precisamente es lo que nos ha ofrecido: una dosis de neorrealismo, por supuesto, con final feliz, porque hay que ver cuánto os gustan las conclusiones dichosas y los desenlaces cerrados:

Pablo es un chico que nació en Madrid, desde pequeño ha sido amante de los deportes, y en especial el fútbol. Le encanta ver todos los partidos que hay desde que era pequeño. Su equipo favorito siempre ha sido el Real Madrid y su jugador favorito es Íker Casillas.

Pablo siempre ha soñado con conocer a Íker Casillas y jugar tan bien como él. Un día, mientras jugaba con sus amigos, un hombre se fijó en él y vio su potencial como portero. Ese hombre era el director deportivo del Real Madrid.

Fue a Valdebebas a realizar una prueba y les gustó mucho, pero un hombre que había allí con su hijo comenzaron a poner nervioso a Pablo para que no lo hiciera bien, y este falló varias veces, aunque los entrenadores vieron su potencial y lo contrataron como portero júnior del Real Madrid.

From The New York Public Library (PD)

Ana, que es una fan de todo lo oriental, continúa con su personaje Jung, la papiroflexia y ha introducido un elemento nuevo, un halcón:

Jung-Kook sale mucho para contar sus historias y siempre que vuelve se encuentra con su cocina-comedor destrozada, parece que hay algún tipo de alma merodeando por allí o quizás sean sus mismos papelitos que se alimentan de objetos. El halcón viene siempre y mira a las figuras de papiroflexia con cara de querer devorarlas, él sigue siendo manso aun así. Jung-Kook no para de preguntarse por qué un halcón viene a su casa y le da de comer, pero le agrada su compañía.

No sé por qué, pero creo que Sanaa ha proyectado en su trama algunos sueños que a ella misma le gustaría cumplir. Lo único que espero es que ni se le ocurra acercarse a ese lugar maldito que se encuentra en Japón:

Este relato trata de una adolescente de 17 años, llamada Alessia Russo, que, el día de su cumpleaños escuchó una voz que la llamaba. Le decía que la siguiese, que con ella estaría más feliz.  Ella pensó que se estaba volviendo loca, las voces siguieron en su cabeza y cada vez más unas inmensas ganas de seguirlas la invadían.

Un día se acercó a sus padres para hablar con ellos y les mencionó que quería viajar, que ya era mayor de edad. Sus padres se lo pensaron muy bien, aceptaron, al fin y al cabo era su hija única y no estaba mal darle un regalo de cumpleaños.

A la semana siguiente se fue a Japón. Viajó por  entre los pequeños pueblos hasta que llegó a uno llamado Hechizo Diabólico, le llamó la atención su nombre y entró.

Desde ese día nada se volvió a saber de ella, sus padres hicieron lo imposible para encontrarla pero no consiguieron nada.

Séfora, la que resurge de las cenizas como el Ave Fénix, ha escrito una trama que me recuerda vagamente a una película que me encanta, El laberinto del fauno. Me identifico con su vecindario, por eso yo también la animo:

Dayana cogió un vuelo a Londres para recoger las cosas de sus padres desaparecidos de la empresa. Un vagabundo la paró por la calle y empezó a gritar que ella era la elegida. No entendía nada pero todo el mundo la miraba raro y eso a ella la hacía sentir insegura. 

Hasta que un vecino le contó que se referían a que era la elegida para entrar al laberinto y sacar a todo el mundo de esa casita. Ella estuvo toda la noche pensando en aquello. ¿Y si sus padres se hubieran quedado atrapados dentro de esa casita? Esa era la pregunta que más le pasaba por la cabeza. 

A la mañana siguiente estaba decidida a entrar para comprobarlo. Para su sorpresa, al llegar a la entrada de aquel laberinto todo el vecindario estaba allí, sonriendo y gritando “ánimo” o “tú puedes”. Ella tenía esperanza. ¿Qué podría pasar? 

From The New York Public Library (PD)

Vamos a tomar todos fuerzas para dar el do de pecho en las tres últimas tareas que nos quedan. Estoy muy orgullosa de vosotros. La mayoría estáis trabajando con una constancia que valoro mucho, sobre todo en estas circunstancias tan extrañas que estamos viviendo. No puedo poner aquí todo lo que me enviáis, solamente una muestra representativa de vuestro trabajo, porque de otro modo ésta sí sería entonces una historia casi interminable. Ahora bien, os publique o no vuestras tareas, quiero que sepáis que estoy muy contenta de teneros como alumnas y alumnos.

Nos vemos en el siguiente post, birlochas.

Otros escenarios. De la casa de las cien almas a una cocina de fantasía

From The New York Public Library (Public Domain)

Continuamos con los espacios, pero ahora centrándonos en los interiores, aunque hemos seguido las indicaciones que aparecían en la misma página del proyecto que trabajamos en el anterior post.

Sanaa nos ha trasladado a un lugar prototípico de todos los cuentos. Y, por supuesto, dentro de esta vivienda pasan cosas…extrañas. Atentos:

 LA CASITA DE CHOCOLATE

La casita de chocolate está situada en la mitad de la tierra, es decir, en el Ecuador. Hay un clima demasiado caluroso, pero  aun con las altas temperaturas la casita nunca se derrite.

Se dice que la persona que llega a probar el chocolate, de lo bueno que está, no vive para contar el sabor de la casita. Hay muchos chefs de grandes cocinas que quieren ese chocolate para sus restaurantes y lo prueban, pero por desgracia no llegan a decir cuál es su sabor exactamente.

Es posible que veas alucinaciones de animales de chocolate y cuando los cojas en tus manos se desvanezcan. La persona que los ve se vuelve loca.

La casa es habitada por una bruja y cada vez que alguien muere por probar su tan clandestino chocolate se vuelve más poderosa, esperando cada vez menos para su tan anhelada venganza contra los seres humanos. 

Para Ariadna, la inspiración le ha venido desde un pueblo de nuestra comunidad autónoma: Lobosillo, donde hace un calor terrible. Cómo nos suena esto, ¿verdad? Nos presenta a una hechicera a la que le encanta la repostería, parece que incluso antes de que llegara la pandemia del Covid 19.

LA CASA DE LA BRUJA MARISA

La casa de la bruja Marisa es muy especial y muy colorida. Sus muebles son antiguos pero muy bonitos y la actitud de Marisa no es como la de las otra brujas si no que es algo especial.

Su casa está en un pueblo llamado Lobosillo. En este pueblo sus habitantes son todas brujas pero Marisa es la única buena.

El clima de Lobosillo es muy caluroso ya que si pones un huevo en el suelo se hace solo.  

A Marisa le encanta hacer galletas, pasteles, bizcochos y muchas cosas más. Ella como buena bruja que es se los reparte a todas sus amigas. 

La fauna de este pueblo es un poco escasa ya que con el calor que hace se mueren todas las plantas. Solo sobreviven los cactus.

David sigue experimentando con las comparaciones. Creo, sinceramente, que se le da muy bien y es una manera de ir enriqueciendo la expresión escrita si esos símiles son creativos. Otra cosa que destaco de su texto es el adjetivo que ha utilizado para referirse a la cualidad del aspecto de la casa sobre la que ha elegido escribir, me resulta muy evocador:

LA CASA SIN DUEÑO

La casa ya hace tiempo de que no debe de tener dueño, su aspecto es totalmente polvoroso. Transmite una frialdad única del invierno más frío. Refleja tan bien la realidad en la que vivimos como un espejo. Y se ve tan interior como el alma de una persona. Se puede encontrar en la mesa un juego de tazas servidas y también cubertería rota.

Freepik

Benjamín y José B. han titulado sus textos de la misma forma, pero sus espacios interiores no tienen nada que ver uno con otro. Vamos a comprobarlo. Empiezo con Benja:

LA CASA EMBRUJADA

Se encuentra en el Sáhara, es una atracción, se puede ver por 150€. Te aseguro que saldrás cambiado y te costará volver a tu vida corriente.

La vegetación en esa casa es escasa. Sin embargo hay ratas y mosquitos tigre por todos lados.

Cada semana  la casa embrujada se desinfecta, pero al anochecer  vuelven a estar las ratas y los mosquitos tigre. Hay un hospital a cinco metros de esta casa  por los contagios constantes que hay allí.

Puedes encontrar oro escondido detrás del reloj, pero cuidado con el vigilante.

Sigo con José B:

LA CASA EMBRUJADA

En esta casa, que está en Italia, pasan cosas muy raras, vive un bruja llamada María,  es una  bruja a la que le gusta comerse insectos y sobre todo arañas pero casi nunca puede, porque cuando va a cocinar, de repente se le apaga el fuego o se le rompe la olla.  Pero luego se lo cuenta a su vecino y él dice que no se lo cree, entonces María va a enseñárselo, la olla se arregla sola y el horno se enciende como si no hubiese pasado nada. El vecino la toma por loca hasta que lo  envenena para que esté todo el día con él y así poder cocinar sin que le pasen cosas raras.

Séfora nos introduce en otra casa extraña que se encuentra ubicada dentro de un bosque también muy singular. El neologismo que ha inventado, asesinante, para referirse al frío que atraviesa a las personas cuando están dentro de esa naturaleza me ha gustado muchísimo:

EN MEDIO DE TODO

Esta casita está situada en medio de un bosque sin identificar, todo el que entra en ella se dice que se convierte en un mueble o cosa y que jamás vuelve a su estado original. 

En el bosque hace un frío asesinante, pero cuando estás alrededor de la casita, ese frío se convierte en una pequeña brisa bastante agradable, que incita a entrar en ella. 

Los árboles de ese bosque son altísimos y sus hojas son blancas, al igual que el césped del suelo que también es blanco como la nieve. 

Antonio nos traslada a una cocina que, como no podía ser menos, es mágica. Me encantaría que en mi casa ocurriera lo mismo que en este espacio que ha creado:

COCINA DE FANTASÍA

Está en Transilvania. El clima suele ser frío. En esta cocina pasan cosas raras. En su interior se mueven todos los objetos. Por las mañanas siempre aparecen las comidas ¡ya preparadas! Es todo un misterio porque nadie sabe quién las cocina.

Cierro con Simón y su escenario interior absolutamente de corte británico. Advertidos quedáis de lo que os podéis encontrar allí a partir de su texto. Conmigo no contéis para viajar a este lugar ;):

LA CASA DE LAS 100 ALMAS

Esta casa maldita y abandonada se encuentra en uno de los barrios más antiguos de Londres. Cuando hay niebla, se dice que desde la calle se pueden ver turbiamente, lo que parecen ser personas viviendo allí dentro. Y que cuando llueve se escuchan (o eso dicen sus vecinos) horribles peleas, gritos, insultos, llantos lastimeros e incluso voces que piden auxilio, casi siempre tapadas por los truenos.

Dentro de esa casa por alguna razón no puede descansar ni un ratón, ni una  cucaracha, ni ningún animal. Ni siquiera las plantas sobreviven allí dentro, se pudren.  

From The New York Public Library (PD)

Hasta el siguiente post, queridas birlochas, donde compartiré algunas de las tareas que habéis trabajado sobre la trama.

Antagonistas: Coronavirus y Titán Colosal

From The New York Public Library (Public Domain)

Dentro de los protagonistas encontramos un tipo de personajes a los que llamamos antagonistas. Sin ellos cualquier historia nos aburriría hasta el infinito, por lo que son muy necesarios en la trama para que haya cosas interesantes que contar. Para crear vuestros propios villanos habéis consultado la misma página del proyecto que ya enlacé en la entrada anterior.

El personaje oscuro en el que os habéis centrado ya lo propuse en esta tarea, es un gran conocido por parte de todos nosotros y se llama Coronavirus. Al principio, os costó un poco entender que teníais que tratarlo literariamente otorgándole cualidades de un ser humano, es decir, personificándolo. Pero resueltos esos nubarrones, traigo al blog algunos villanos terribles que han surgido de vuestra imaginación y vuestras teclas.

Ariadna aprovecha su narración para dejar muy claro que no lo soporta y hasta se siente enojada con ese ser. No le apetece enfermar con este bicho, parece que le viene mal en estos momentos, algo, por otro lado, muy comprensible:

Coronavirus es muy pequeño, casi que no se ve pero es muy malo y feo. Yo no quiero que venga a mí.  Por donde va hace que todo el mundo se ponga malo. Estoy muy enfadada con él. Le gusta más el frío que el calor porque cuando hacer calor  suda mucho  y entonces  se destruye.

Su aspecto físico es muy raro, no tiene ni boca y ojos no tiene tampoco, solo tiene como unos bultos muy raros y feos. Yo no lo he visto todavía pero tampoco quiero  porque  si lo veo va a hacer que me ponga mala y no me apetece.

Él nació en China, en una ciudad llamada Wuhan. Coronavirus tiene mucha  suerte porque está viajando por todo el mundo y sin pagar nada. Pero él está haciendo que fallezca muchísima gente por su culpa  y sin merecerlo. También está haciendo que nos quedemos en casa porque si no, nos arresta el agente Covid 19 y no me parece justo porque él sí sale y nosotros no. Cuando salga de mi casa lo voy a coger y voy hablar con él  seriamente porque esto no puede ser y ya estoy cansada.   

Su compañero José B. nos cuenta la manera por la que a través de varios emparejamientos este muchacho-virus se expandió por el mundo. Desde luego, su historia parece sacada de los tebeos y la serie estadounidense The Walking Dead, donde hay un conjunto de personas que luchan por sobrevivir a un apocalipsis zombi, reconvertido por José en una especie de apocalipsis covid :

Coronavirus es un chico que nació en China, es una persona que le cae mal a todo el mundo. Su trabajo es infectar a gente. Un día él mató a un ser humano y le encantó,  hasta que fue matando y matando como un asesino en serie y se cargó a casi toda China. Él es tan listo que  pensó en meterse en hospitales donde había más gente, hasta que un día encontró una novia y decidieron tener muchos hijos.  A los hijos los mandaron  a España.  Sus hijos se echaron más novias y tuvieron más descendientes hasta que había tantos que su comida, que eran los humanos, decidieron quedarse en casa.  Ellos si no comen se mueren por eso empiezan a desaparecer.  Hoy todavía hay muchos y si los humanos se quedan en casa morirá  Coronavirus y toda su familia horrible.

Fuente: Freepik

Para Simón este villano es horrible, pero tiene la esperanza de que se encuentre un escudo protector con forma de superhéroe que salve a la humanidad, el proyecto Vacuna Man:

Coronavirus, o Covid 19 como también se le conoce, es un  ser monstruoso, que infecta a las personas con un parásito que hace imposible que puedan respirar,  y nos obliga a quedarnos en casa durante meses y meses, mientras que los médicos, las enfermeras, los doctores luchan contra él para crear al superhéroe  que acabe con este ser maligno en un proyecto llamado Vacuna Man. El coronavirus mide 1,50, es feo, de complexión débil y delgada, con pintarras al estilo yonqui y de piel gris. 

Por desgracia, a este enemigo aún no se ha logrado acabar con él , pero seguro que lo consiguen. Así que, de momento va a ser mejor quedarnos en casa tranquilamente y tomando precauciones para no topárnoslo.

Mª Carmen, por otro lado, traza una historia de este villano bastante detallada:

El coronavirus mide 50 cm de altura, pero si se pone de puntillas puede llegar a los 55 cm, sin embargo cuando algo le da vergüenza se va del cuerpo de la persona y se mete en otro.

Los días en los que hace mucho calor, se va a donde haga frío, pero cuando llega el invierno, vuelve a donde estaba para infectar a la gente. Tiene unos ojos grandes, con una mirada malvada, sus ojos son de color rojo como la sangre, tiene un oído tan fino, que sabe detectar a las personas mas débiles para meterse dentro de ellas.

El coronavirus, nació en el 2019, en una ciudad muy grande, llamada Wuhan, en China. Desde muy pequeño le encantaba ir infectando a las personas. Hasta que se hizo mayor y decidió ser agente infeccioso. Se fue una temporada a una academia, para aprender mejor a infectar. Cuando lo consiguió, decidió seguir los pasos de todos sus familiares y empezar a hacer de las suyas. Primero comenzó con su país y ahora está en todo el mundo.

En el caso de David R. creo que se le ha ablandado el corazón un poco y ha practicado la empatía hasta límites insospechados, porque es capaz de explicarnos que este antihéroe lo que hace es luchar por su supervivencia, como haría cualquier persona:

Al principio su intención parece inhumana y sin compasión. Pero al igual que todos nosotros tenemos que sobrevivir de algo, esto es igual con Coronavirus y otras ramas de su enfermedad. Tiene que vivir en otros cuerpos para sobrevivir y reproducirse.    

Su historia puede ser de las más rápidas e importantes del nuevo siglo. Todo comenzó en China y por muchos factores y acciones se extendió por aquel país, además en esos momentos se siguió celebrando el Año Nuevo chino y se movieron 500 millones de personas y tú ya te lo imaginas. Disfrutó entonces muchísimo expandiéndose por el mundo.

Finalizo con la rebelde Ana que, saliéndose de las pautas que marqué, ha creado un antagonista, Titán Colosal, que bien le podría hacer sombra a Coronavirus. Aunque parece ser que no come seres humanos con frecuencia, ayuda a que otros como él se alimenten de nosotros. Otra preocupación más en este mundo distópico que vivimos. Otro villano más por si había pocos ya. Esto es un sinvivir:

El Titán Colosal mide más que los titanes normales, mide 52 metros de altura aproximadamente. Los otros seres que lo rodean son como el largo de su pierna. Él puede esfumarse si lo desea dejando una especie de gas, es casi indestructible y nadie consigue derrotarlo.

Está cubierto del tejido del músculo, no tiene piel y no habla, es uno de los más inteligentes y no come humanos a menudo. Él rompe murallas para que sus compañeros sí sean los que puedan comer humanos. Las murallas estaban construidas hace un siglo.

Ánimo, birlochas, estamos en el tramo final del curso. Nos queda un último esfuerzo más para llegar a la meta. Lo estáis consiguiendo y eso es lo que me da energía para seguir al pie del cañón en momentos tan complicados. Nos vemos en el siguiente post.

¡Tierra a la vista!

Qué bien nos viene esta parada antes de acabar el curso. Nos permite bajarnos del barco por unos días, descansar y retomar fuerzas para afrontar el último tramo de este largo viaje que estamos haciendo con Amaya y las mariposas del fauno.

Nos ha dado tiempo a terminar, aunque nos hemos quedado exhaustos, incluso los bibliotrailer sobre la novela La guerra de Amaya con sus correspondientes guiones técnicos, así como dejar ya editada la portada de nuestro fanzine Tiempo atrás.

Hemos trabajado mucho y duro, pero con constancia, sin tirar la toalla, inasequibles al desaliento, buscando soluciones alternativas a los problemas que se nos presentaban con algunas aplicaciones informáticas; pidiendo ayuda a familiares para hacer determinadas tareas. Hemos perdido vídeos ya grabados cuando hemos ido a editarlos, pero hemos sido capaces de superar esos momentos de desolación (qué caras he visto más perplejas en el aula de informática) y empezar de cero para volver a construir. También hemos perdido por el camino a una estupenda birlocha, María, que se nos fue al otro lado del Atlántico casi acabando este tramo del curso, y tuvimos que superar igualmente este bache emocional, aunque la seguimos echando todavía de menos en clase. Ha venido a ser como nuestra Amaya de carne y hueso, nuestra exiliada particular, si bien seguimos unidos a ella a través del blog que creó para este proyecto en el que seguimos embarcados.

Algunas cosas de este proceso de trabajo con sus correspondientes resultados, como las guías de lectura sobre la novela ya mencionada, las podemos ver aquí, así como todo lo elaborado en los trabajos de equipo.

Asimismo, hemos echado la vista atrás y hemos valorado en los blog individuales este largo trayecto que acaba de finalizar. Por un lado, compartimos en esta bitácora de clase la reflexión global que ha hecho Inma Martínez por ser muy exhaustiva y precisa con el recorrido que ha realizado en su discurso titulado Un largo trimestre con esfuerzo; por otro, extraemos algunas líneas de lo que ha escrito David Rosa en su post, pues nos resultan muy interesantes:

Casi nada de lo que hemos estudiado esta evaluación lo sabía y me ha parecido muy interesante todo lo que hemos aprendido ya que la mayoría de jóvenes no saben lo que pasó en España en la época de nuestros abuelos porque no aparece en los libros de historia o no está bien explicado y es como si algunas personas quisieran ocultarlo.
En conclusión, pienso que todas las tareas que hemos hecho esta evaluación han servido para aprender la verdadera historia de España que mucha gente no conoce y me siento orgulloso de haberla conocido con mis compañeros.

Para cerrar esta entrada, mostramos a todos nuestros lectores los siguientes booktrailer acompañados de sus guiones:

  • Equipo de Sandra, María, Nadia, Andrea y José Miguel:

GUIÓN TÉCNICO

  • Equipo de José Joaquín, David, Inma Nicolás y Achraf:

GUIÓN TÉCNICO

¡Feliz descanso, birlochas! ¡Nos lo hemos ganado!

La guerra de Amaya

Esa noche soñé que paseaba por la playa desierta. Una barca de pesca fue acercándose y encalló en la orilla. Los pescadores que iban a bordo extrajeron del fondo de la barca una red llena de peces, y la depositaron en la arena. Quise ver la captura pero uno de ellos me lo impidió. No distinguía su cara, porque estaba de espaldas. Cuando por fin se apartó, descubrí que la red no contenía peces, sino un cadáver.

La guerra de AmayaHemos estado mucho tiempo sin publicar en este blog porque andábamos sumergidos en una historia de una niña llamada Amaya que nos ha enseñado cómo vivieron ella y su familia en España los últimos años de la Segunda República, la Guerra Civil y la Posguerra. 

Nos ha cogido de la mano a todas las birlochas y hemos recorrido a su lado parte de la geografía española, así como de otros países a los que no pensábamos que íbamos a ir durante el pasado mes de febrero, mostrándonos los horrores de una guerra fratricida. También hemos reconocido todo un mapa de emociones que no nos han dejado indiferentes.

En esta ocasión, hemos trabajado alternativamente de forma individual y en grupo.

En el primer caso, organizando dinamizaciones lectoras que han llevado a cabo algunos valientes, los cuales iban preparando en casa los capítulos que tenían que comentar en clase con los compañeros: lanzaban preguntas que nos hacían pensar y a veces entrar en debate; nos explicaban palabras que consideraban que eran complicadas intentando contextualizarlas con la novela (este punto tenemos que mejorarlo); nos descubrían algunas matrioskas sobre las que volveremos; organizaban los tiempos de lectura como creían conveniente; recogían las ideas más importantes para que no nos perdiéramos etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto al trabajo en grupo ha consistido en ir elaborando, casi al mismo ritmo que se desarrollaban las sesiones lectoras en clase, la guía de lectura sobre este estupendo libro de Vicente Muñoz Puelles.

El resultado final de todo este recorrido lo podemos ver y leer en una de las guías que ha subido a Calaméo el equipo formado por Inma Martínez, Noelia, Jesús, Ángela y Samuel, pero la profe quiere comentar aquí que habéis hecho un gran esfuerzo todos (o casi) para responder a la gran cantidad de preguntas que aparecían en el documento correspondiente.

Guía de lectura de un equipo

Pinchando encima de la imagen se puede leer esta guía

Realmente,  Moncho,  su maestro don Gregorio,  la Orquesta Azul y la Chinita,  Carmiña u O’Lis de Sésamo han continuado con nosotros también en este tramo del curso porque en su momento ya pusieron su granito de arena para que fuéramos entendiendo qué estaba pasando en este país en el que vivimos. Nuestra mochila se va llenando de historias y de gente interesante.

Cuéntame un cuento, Alma

Aparejo narrativo

Esta semana hemos empezado a utilizar uno de los aparejos o jarcias que se encuentra dentro de nuestro proyecto, el dedicado a la narración, y que titulábamos  Cuéntame un cuento.

Hemos recordado que contar historias puede ser todo un arte a través del cual tenemos la posibilidad de sumergimos en mundos que nos hacen soñar, evadirnos, inquietarnos, alegrarnos, agobiarnos, entristecernos, disfrutar.

Pero también hemos comprobado que es interesante conocer distintas piezas de un puzle que, unidas, nos ofrecen una visión más reflexiva de ciertos relatos que nos puede llevar a un disfrute estético mayor de la historia a la que nos enfrentemos. Además, necesitamos conocer en profundidad la tramoya de la narración porque el proyecto en el que nos hemos embarcado tiene un corazón que se mueve fundamentalmente porque cuenta y contará  historias.

Llegados a este punto, nos tocó conocer a Alma y a un ajolote y comenzó toda la maquinaria a funcionar. Empezamos a trabajar en clase con dos tipos de textos : uno basado en el uso de los códigos propios del lenguaje audiovisual y otro estrictamente verbal. El cortometraje de Rodrigo Blaas por un lado; por el otro, el cuento de Cortázar.

Habéis creado vuestros post, todas y cada una de las birlochas :-), eligiendo el corto de Alma para hacer vuestro puzle narrativo (el pobre ajolote se ha debido sentir muy solo y abandonado. Snifff 🙁 ).

Una de las cosas que me ha llamado la atención, según os he ido leyendo en vuestros blog, ha sido la interpretación que habéis hecho algunos sobre quién es el narrador de la historia. Empezamos con Nachito:

La niña no habla, no dice nada, pero con sus actos nos irá contando la historia, y eso confirma que ella hará de narrador y a la vez de personaje principal, lo que la convierte en narrador interno (cuenta los hechos en primera persona).

Diapositiva1

Sin embargo, para Edu las perspectivas narrativas son múltiples y diferentes en relación a lo que ha aportado su compañero:

Ahora vamos a hablar de las características del vídeo: el narrador es externo omnisciente que sabe en todo momento lo que sucede. Las perspectivas son casi todo el tiempo en 3º persona excepto en un breve tiempo que hay como una pelea entre Alma y la muñeca, y se ve en 1º persona, vemos a través de los ojos de Alma y notamos su inquietud y agobio cuando mira para todos lados.

Diapositiva3

Curiosamente, para David no hay narrador en esta historia y lo explica de la siguiente manera:

Diapositiva2

En este corto no hay nadie que vaya narrando la historia pero podemos decir que la cámara es como si fuera el narrador ya que va enfocando todo lo que sucede, podríamos decir que es un narrador externo omnisciente.

Parece que Inma Martínez coincide con su compañero y lo comenta así:

Ante todo el narrador, que aquí es la cámara, es externo ( omnisciente ) es decir, que conoce todo sobre los personajes y la historia.Y al mismo tiempo la protagonista principal es Alma, porque todo el argumento se centra en ella.

Diapositiva4

Ante esta variedad de opiniones, tendremos que plantear en clase un debate para ver quién está en lo cierto o comprobar si es que tal vez todos tenéis algo de razón. Interesante cuestión.

En cualquier caso, invitamos a las cometas que nos visitan desde muchos lugares diferentes  a que se paseen por las entradas de las birlochas y lean sus aportaciones. Cierro este post dirigiéndome a todo el grupo de 4 º Diver para deciros que he visitado ya todos  y cada uno de vuestros diarios y que he disfrutado al leeros, aunque tenemos que seguir mejorando y cuidando cada vez con más mimo hasta el mínimo detalle. Buen trabajo 😉

Amaya y las mariposas del fauno

Hoy ha sido un día importante: hemos conocido el primer proyecto del curso que vamos a desarrollar. Se llama Amaya y las mariposas del fauno. La guerra civil española y la posguerra van a ser los ejes temáticos alrededor de los que nos moveremos. Pero será esto y mucho más.

Amaya y las mariposas del fauno

Pinchando sobre la imagen, volarás al proyecto

Tenemos un largo viaje por delante. Será fácil si lo intentamos. Viviremos el presente pero revisitando el pasado para entender algo este mundo en el que vivimos y también para entendernos un poco mejor a nosotros mismos. Sí, podemos hacerlo porque soy una soñadora, pero resulta que no soy la única, estoy rodeada de soñadores: las birlochas de 4 º Diver.

¿Alguien se ha dado cuenta de que he tomado prestadas algunas frases de la canción que hemos escuchado en clase y que es la que enmarca nuestro proyecto? Imagine.

Mañana continuaremos navegando por nuestra web y seguiremos comentando cosas, planteando dudas, opinando sobre vuestras expectativas y preguntando. Ya os habéis comprometido. Ya no hay marcha atrás. ¿O sí?